¡No se niegue a obtener atención médica después de un accidente!